Incorporamos a la familia un tinto maceración carbónica, Salvueros Finca la Guerrera

Bodegas Salvueros incorpora un nuevo vino a la familia de tintos, con un método de elaboración distinto, no por ello novedoso, más bien todo lo contrario, es el método más ancestral y natural que existe, la maceración carbónica. Su nombre viene de nuestra finca centenaria “La Guerrera”, que está en el término municipal de Mucientes.

Bodegas Salvueros ya había realizado varias experiencias con este tipo de elaboración en años anteriores y comprobando el éxito de los resultados se decidió lanzar este tipo de vino al mercado. La variedad de uva es Tempranillo, 100% y procede exclusivamente de dicha finca centenaria. Tras emplear este método, se optó por dar más personalidad al tinto, con una crianza en barricas de roble americano durante 6 meses.

Salvueros, Finca La Guerrera, es una producción limitada de solo  1.300 botellas. Para elaborar un vino de maceración carbónica de calidad, la vendimia debe ser manual, ya que si fuera mecánica supondría la eliminación del raspón rompiendo la uva, con lo que no llegaríamos a conseguir nuestro objetivo. Los racimos se recogen en cajas haciendo una estricta selección, con mucho cuidado para que no se rompan, se hechan en un depósito.

A partir del momento que comienza a fermentar el gas carbónico natural penetra en el interior de los granos de uva modificando el sabor de las uvas. Pasado unos días procedemos a romper los granos de uva pisando estos con los pies, para ir extrayendo el mosto de dentro y que realice la fermentación alcohólica como cualquier otro vino tinto.

Como resultado se obtiene un vino muy subido de color, casi negro, con un intenso aroma dulce de fruta roja muy particular y propio de la maceración carbónica, y un paladar denso y sabroso con gran cuerpo. Este vino ha sido sometido a una crianza en barrica nueva de roble americano, donde se toman los aromas propios de la madera.

En conjunción con el vino resaltan de manera muy estilizada aromas de caramelo toffee y de frutos rojos confitados, creando un conjunto elegante y muy intenso no exento de complejidad, en boca es rotundo y consistente, con mucha vida por delante, y con un tanino marcado y sabroso pero suficientemente aterciopelado para no resultar agresivo.

.

 

Salvueros Bodegas Blog